Volver al blog

¿Qué es la teleasistencia para personas mayores?

Contenido

La teleasistencia para personas mayores es un servicio que ofrece comunicación inmediata a cualquier persona mayor que necesite ayuda ante una situación de emergencia, e incluso también es útil para prevenir una situación de riesgo.  

Normalmente, es empleado por personas embarazadas, ancianos o personas que viven solas. Con tan solo presionar el botón del reloj de teleasistencia se activa una alerta que permite al usuario comunicarse con el centro de atención del dispositivo, que se encuentra disponible las 24 horas, los 365 días del año.

¿Qué servicios ofrece la teleasistencia? 

  • Llamadas periódicas para hacer un seguimiento a cada uno de los clientes. El fin de estas llamadas será atender cualquier tipo de necesidad que se active mientras el dispositivo se esté utilizando, y dar apoyo psicológico a las personas que sufren de soledad.
  • Seguimiento de la agenda personal de los clientes. Los profesionales de la entidad contratada recuerdan a cada usuario datos importantes como la toma de medicamentos, citas con el médico, gestiones, etc.
  • Localización mediante GPS. Se trata de un dispositivo móvil que ofrece teleasistencia cuando el cliente se encuentra fuera de su domicilio. La localización mediante GPS permitirá enviar alarmas en caso de emergencia.
  • Asistencia inmediata. En caso de recibirse una llamada que reporte algún percance o incidente, se enviará desde la central una unidad móvil al domicilio, además de establecerse una comunicación inmediata con los familiares de la persona que se encuentra en peligro.

¿Cómo solicitar la teleasistencia? 

Los empresas que permiten solicitar servicio de teleasistencia cada día son más comunes. Dependiendo del tipo de necesidad que las personas puedan presentar, existen diversas formas de solicitar este servicio:

  • Teleasistencia pública: como su nombre indica, al ser pública puede suceder que haya lista de espera, ya que hay mucha demanda. Además de esto, existen una serie de requisitos que hay que cumplir para poderla solicitar.
  • Teleasistencia privada: este tipo de teleasistencia es mucho más rápida y fácil de solicitar porque no precisa de ningún requisito. Al ser privada, se deberá abonar una cuota mensual o diaria, dependiendo de la empresa.

¿Qué tipos de teleasistencia hay?

Existen distintos tipos de teleasistencia:

Según el tipo de accionamiento: dependiendo si debe presionarse un botón manualmente o no.

  • Sistemas activos: el usuario debe presionar un botón para informar de cualquier emergencia, poniéndose así en contacto con los profesionales del Centro de Atención. Los sistemas activos pueden darse mediante teleasistencia móvil, dispositivos conectados a la red telefónica o el botón de emergencia de un colgante o pulsera.
  • Sistemas pasivos: el funcionamiento de este tipo de sistemas se basa en sensores colocados en el domicilio que detectan si se produce algún tipo de inactividad por parte del usuario. 
  • Sistemas semiactivos: este sistema ofrece un servicio de llamadas periódicas con el fin de conocer el estado del usuario y controlar su agenda personal, entre otras cosas. 

Dos relojes con localizador para personas mayores de Aiudo situados en una mesa.

Otros sistemas de teleasistencia

Según el tipo de respuesta: se ofrecerá un servicio con unidad móvil o sin unidad móvil.  

  • Unidad móvil: en caso de recibir la llamada de urgencia de un usuario, un equipo profesional acudirá inmediatamente al domicilio, pues dispondrá de un juego de llaves para poder entrar. No se perderá tiempo en esperar hasta que lleguen los servicios de emergencia ni en tener que establecer comunicación con los familiares.
  • Sin unidad móvil: desde la central los profesionales resuelven los problemas del usuario mientras ponen en marcha los recursos necesarios para poder responder correctamente ante el problema. 

Según el tipo de asistencia: 

  • Urgencias vitales: se activa ante el caso de que el usuario haya sufrido una caída o cualquier otra situación en la que requiera atención inmediata. 
  • Situaciones no críticas: este tipo de asistencia se activa cuando el usuario se siente solo o necesita información. 
  • Facilidades de mensajería: se facilita a las familias de los usuarios distintos tipos de comunicación directa con la empresa para poder informar de cualquier novedad o incidente. 
  • Seguridad técnica: se instalan unos detectores para que en caso de emergencia por escape de gas o en caso de incendio, se active la alarma de botón automáticamente. 
  • Telemedicina: sirve para programar citas con las que se puede llevar a cabo un seguimiento del estado de salud de los usuarios y mantener informadas a las familias. 

 ¿Cómo conectar el aparato de teleasistencia?

Al ser un aparato sencillo, su puesta en marcha no supone ningún problema. 

Una vez contratado el tipo de servicio que se necesita, un técnico conectará e instalará el aparato a la corriente eléctrica de la casa. Tras haber realizado este primer paso, ya se estará conectado directamente con el personal cualificado del Centro de Atención del aparato. Seguidamente, se proporcionará al cliente un mando con un botón, el cual se tendrá que pulsar ante cualquier eventualidad o emergencia. Este dispositivo está disponible en distintos formatos: en forma de colgante, mando o pulsera.

¿Quién tiene derecho al servicio de teleasistencia?

La teleasistencia puede estar al alcance de todas aquellas personas que presenten necesidades por formar parte de colectivos vulnerables, tales como: mujeres embarazadas, personas que viven solas, mayores de 65 años, etc. 

En el caso de que el solicitante sea una persona en situación de dependencia, se deberá evaluar previamente el grado de la misma. También se puede solicitar este servicio si se posee algún tipo de acreditación que indique que se requiere del mismo. 

Diferencia entre telealarma y teleasistencia 

La telealarma es un recurso de alerta para los usuarios, mientras que la teleasistencia ofrece una respuesta inmediata por parte de personal del ámbito sociosanitario. Esta última, sin duda, aporta mayor tranquilidad tanto al usuario como a su entorno

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.