Volver al blog

Fisioterapia a domicilio para personas mayores

Contenido

En la tercera edad, es habitual desarrollar dolencias que impidan realizar actividades que hasta entonces podían llevarse a cabo con normalidad. Muchas personas creen que no existe una solución para esto y se resignan, pero lo cierto es que no tendría por qué ser así. Una buena solución para esta situación la ofrece la fisioterapia a domicilio para personas mayores

Fisioterapia a domicilio para personas mayores

Gracias a la fisioterapia a domicilio, un gran número de personas mayores consiguen desenvolverse con normalidad en su entorno, manteniendo un grado de movilidad que les hace sentir bien y capaces. Es por esto que contar con un fisioterapeuta a domicilio puede resultar de gran ayuda para la salud de los ancianos.

Un especialista realiza fisioterapia a una persona mayor en su domicilio

¿En qué consiste la fisioterapia a domicilio para personas mayores?

La fisioterapia a domicilio para personas mayores (más conocida como fisioterapia geriátrica), es una especialidad de la fisioterapia, ciencia encargada del tratamiento de patologías físicas. La rehabilitación de adultos mayores se basa en la aplicación de diferentes técnicas que previenen y tratan las lesiones, patologías o dolencias que aparecen con el envejecimiento.

La manera más eficaz de realizar fisioterapia es con la asistencia de un profesional en el hogar que pueda ayudar a recuperar la movilidad del anciano. Para ello, analizará el caso particular de cada persona para así fijar un objetivo a conseguir, de modo que se realice un tratamiento de fisioterapia adaptado al cliente, donde se recojan los ejercicios y estiramientos más adecuados.

¿Qué ejercicios pueden hacer en casa las personas mayores con poca movilidad?

Infografía de ejercicios de la fisioterapia a domicilio de Aiudo

Existen diferentes clases de ejercicios idóneos para personas mayores con poca movilidad:

  • Aeróbicos o de resistencia: tales como caminar o hacer bicicleta estática.
  • Equilibrio: como aguantar el peso corporal sobre un pie.
  • Fuerza: utilizando mancuernas o bandas elásticas.
  • Estiramientos: del gemelo, del cuádriceps, de los brazos o del trapecio, entre otros.

Ejercicios para que las personas mayores recuperen masa muscular

La pérdida de masa muscular en el envejecimiento es algo normal, pero se puede recuperar en gran parte estableciendo un programa de ejercicios adecuados. Los ejercicios de fuerza son ideales para esto, ya que fortalecen los músculos y pueden realizarse de distintas maneras.

Bajo la ayuda y supervisión de un profesional, el anciano puede realizar ejercicios como:

  • Sentadillas con silla
  • Flexiones en pared
  • Peso muerto sin peso
  • Remo con goma elástica

Ejercicios de fisioterapia respiratoria para ancianos

La fisioterapia respiratoria es una especialidad en la que se observa el estado fisiológico de los pulmones y su estructura asociada y se contribuye a mejorar la capacidad respiratoria de las personas. 

Guiada por el especialista, la persona mayor puede llevar a cabo ejercicios que le permitan identificar el estado de su capacidad respiratoria.

Algunos ejercicios de fisioterapia respiratoria son:

  1. Inspirar por la nariz: para calentar el aire y depurarlo a través de las vías nasales.
  2. Espirar por la boca: para regular el flujo respiratorio.
  3. Adaptar los tiempos de inspiración y espiración para ofrecer movilidad al diafragma.

Beneficios de la fisioterapia a domicilio en la tercera edad

La fisioterapia funciona a modo preventivo, como tratamiento o como rehabilitación. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de los mayores, tanto si estos presentan dificultades físicas, como si quieren prevenir daños futuros, o simplemente mejorar su estado mental.

Los beneficios de la fisioterapia a domicilio para ancianos pueden ser asombrosos:

  • Mejoran la sensibilidad y funcionalidad articular.
  • Ayudan a recuperar la fuerza y la flexibilidad muscular.
  • Mejoran el control postural.
  • Ayudan con la coordinación y el equilibrio.
  • Mejoran el sistema inmunológico.
  • Reducen las tensiones musculares y alivian el dolor.
  • Disminuyen los niveles de ansiedad y estrés.
  • Fortalecen los músculos y huesos.
  • Mejoran la movilidad de los tejidos y favorecen su recuperación.
  • Evitan el riesgo de desarrollar hernias.
  • Incrementan la sensación de bienestar.

Además, según las patologías que padezca o quiera prevenir la persona, distinguimos diferentes modalidades de fisioterapia:

  • Ortopédica o traumatológica: ideal en el caso de haber sufrido una caída.
  • Reumatológica: idónea en caso de padecer artrosis, osteoporosis o artritis.
  • Neurológica: para tratar los síntomas de enfermedades que afectan al sistema nervioso, como el Alzhéimer o el Parkinson.

Un especialista realiza fisioterapia a una persona mayor en su domicilio

La fisioterapia es sinónimo de bienestar, tanto físico como mental.

Realizar actividades físicas en el día a día es algo recomendado por el CPFCM y por el especialista en fisioterapeuta geriátrica José Javier López: «El cuerpo está hecho para moverse, y cuanto menos se mueva, mayor será la fragilidad de las personas. Con la edad también hay que seguir moviéndose, a partir de las recomendaciones de un fisioterapeuta que realice un programa personalizado».

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.