Volver al blog

Los 5 beneficios de la fisioterapia geriátrica a domicilio

Contenido

Los beneficios de la fisioterapia geriátrica están muy ligados a la vejez, pues diversas enfermedades propias del envejecimiento, como el dolor, la pérdida del equilibrio, la funcionalidad articular, la elasticidad o la masa muscular.

Es por ello que conviene tenerlos claros y saber qué empresas son las encargadas de disponer de estos servicios, como FisioReact, que lleva desde el 2017 con experiencia avalada en el sector de los cuidados a domicilio.

La fisioterapia: clave en el cuidado del paciente

La fisioterapia es un servicio clave, tanto para aquellos pacientes que se encuentran ante la necesidad de recibir estos tratamientos por una operación, lesión o limitación que ya ha aparecido, como para aquellos que quieran hacer una prevención de estos o incluso para aquellos que sencillamente quieran un complemento en sus cuidados y su salud en su propio hogar.

La fisioterapia a domicilio potencia el movimiento y equilibrio del cuerpo

Con las sesiones de fisioterapia se consigue mejorar la capacidad de movimiento de los pacientes, así como trabajar en el equilibrio que suele verse afectado en edades más avanzadas y promover el aumento de la fuerza muscular.

La mejora de todas estas capacidades hace que también se puede apreciar notables mejoras en la coordinación de sus extremidades, fundamentales para una mayor independencia a la hora de realizar actividades cotidianas.

Los profesionales se esfuerzan por aprovechar toda la hora que pasen con el paciente, interactuando con él a todos los niveles y siendo consciente que para algunos supone la única hora de movimiento de todo el día.

El conjunto de todo este acompañamiento les ayuda, en resumen, a envejecer con una mayor calidad de vida y sintiéndose mucho más acompañados y cuidados por todas las personas que les rodean.

El tratamiento en fisioterapia: totalmente personalizado

Los tratamientos son 100% manuales, no se usan las máquinas que se encuentran en algunos centros, lo que supone un trabajo mucho más activo por parte de los fisioterapeutas, que se encargan de realizar una anamnesis de la patología o la situación en la que se encuentra el paciente, así como el propio tratamiento y ejercicios o pautas de acompañamiento personalizadas en cada caso.

De esta manera se hace un seguimiento a lo largo de todas las sesiones, intentando que sea siempre el mismo personal el que se desplace hasta su domicilio y realice los tratamientos.

La terapia manual a domicilio resulta mucho más cómoda y se ha demostrado que también mucho más efectiva, al trabajar un mismo profesional durante 1h entera de manera personalizada.

El servicio de fisioterapia a domicilio aporta tranquilidad familiar

El hecho de que el paciente no tenga que salir de la tranquilidad de su hogar supone un alivio para personas mayores, especialmente si se encuentran ante limitaciones de la movilidad.

Además, esta empresa de fisioterapia a domicilio se adapta siempre a los horarios que le paciente prefiera, siendo muy conscientes de que las personas mayores tienen unas preferencias distintas a las de pacientes de otras edades.

Para los familiares o cuidadores de este tipo de pacientes también supone una gran ventaja que el servicio se lleve a cabo a domicilio, ya que evitan desplazamientos, agendas llenas de sesiones en horarios complicados de compaginar con el horario laboral y la carga psicológica que supone a veces sacar a ciertos pacientes de sus propios domicilios cuando se encuentran en un estado delicado de salud.

La fisioterapia geriátrica domiciliaria contribuye a la mejora más rápida del paciente

En el domicilio de los pacientes es mucho más sencillo realizar tratamientos 100% personalizados y facilita el trabajo de los fisioterapeutas al entender las circunstancias que a estos les rodean en su día a día.

Ya sea con la distribución de su hogar, con la ayuda que pueda tener de otro personal sanitario o familiar e incluso con las actividades o movilizaciones que estos realicen de manera cotidiana.

Teniéndolas en cuenta todas ellas se consigue trazar un plan de seguimiento totalmente individualizado que contribuye en una mejora mucho más rápida y efectiva de la salud de los pacientes.

Por último, se considera que la confianza que se pueda forjar en el domicilio del paciente, sin tener que salir en contra de su voluntad de su zona de confort y encontrándose con un mismo profesional que ya le conoce hace que los tratamientos se realicen con toda naturalidad para ambas partes.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.