Volver al blog

Alimentos para reducir la diabetes de los mayores

Contenido

¿Cuáles son los mejores alimentos para reducir la diabetes de nuestros mayores? ¿Cuáles hay que evitar a toda costa? ¿Qué puede comer y qué debe evitar un diabético tipo 2? En el presente artículo se analizarán estas y otras cuestiones.

La diabetes es una enfermedad crónica bastante frecuente, que afecta a la manera en que el cuerpo convierte los alimentos en energía. De forma normal, el organismo procesa los alimentos y los descompone principalmente en azúcar, también denominada glucosa, para que esta pase al torrente sanguíneo.

El páncreas es el órgano encargado de producir insulina, hormona que permite que el azúcar presente en la sangre sea absorbido por las células, las cuales se encargarán de convertirlo en energía.

Una persona diabética no produce la cantidad necesaria de insulina como para que este proceso pueda llevarse a cabo de manera correcta. Por este motivo, las cantidades de azúcar en sangre pueden llegar a ser preocupantes si no se toman medidas.

La diabetes no controlada puede provocar pérdida de visión, enfermedades cardíacas y graves problemas en los riñones.

Cabe destacar que aunque es una enfermedad que pone en peligro la salud de las personas a cualquier edad, se convierte en un tema especialmente delicado cuando hablamos de personas mayores. Por todo esto, es muy importante que las personas diabéticas presten especial atención a su alimentación.

10 alimentos que reducen la glucosa en sangre

Como hemos visto, la presencia de altos niveles de glucosa en sangre es peligrosa. A continuación se analizan algunos de los mejores alimentos para reducir la diabetes; aquellos que ayudan a disminuir los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo:

  • Acelgas: se trata de un vegetal muy beneficioso para la salud, rico en hierro, diurético y depurativo. Además, su alto contenido en fibra ralentiza el proceso de absorción intestinal de la glucosa. Las acelgas se pueden comer aderezadas en ensaladas, cocidas en potajes o en purés (ideal para personas mayores sin dientes).

Primer plano de unas acelgas siendo transportadas por un camarero

  • Manzanas: son frutas con un índice glucémico bajo, lo que las convierte en un alimento perfecto para diabéticos que quieren comer algo de sabor dulce pero saludable. La mejor forma de comerlas es al natural, cuando no están demasiado maduras.

Primer plano de tres manzanas rojas

  • Nueces: son muy ricas en fibra y micronutrientes como los minerales, el potasio o el magnesio. Es recomendable comerlas de la forma menos procesada posible. Además, son muy buenas para la memoria, por lo que están recomendadas también para personas mayores que sufren de pérdidas de memoria.

Primer plano de un puñado de nueces junto un cascanueces

  • Legumbres: los estudios han demostrado que los garbanzos, las alubias, las lentejas y los guisantes mejoran el control glucémico y reducen el riesgo de enfermedad coronaria en enfermos de diabetes tipo 2.

Primer plano de tres vainas de guisantes

  • El bacalao: su índice glucémico es 0. Un estudio realizado con mujeres noruegas demostró que su ingesta ayudaba a controlar y prevenir la diabetes. Además, es buena fuente de proteínas que podemos incorporar en la dieta.

Plano cenital de un plato con bacalao y verduras

  • Yogur natural: consumido a diario, es el único lácteo que disminuye el riesgo de sufrir de este trastorno.

Plano cenital de un yogurt natural

  • Aguacate: se trata de un alimento que se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos. Se recomienda consumir diariamente unos 100 g para lograr el control de los niveles de glucosa en sangre. Sus grasas saludables también son beneficiosas para la salud cardiovascular en la tercera edad. Puede consumirse en ensaladas, machacado sobre una tostada o en bocadillos, por ejemplo.

Plano cenital de un aguacate partido por la mitad

  • Col rizada: este superalimento contiene mucha fibra y antioxidantes flavonoides que contribuyen a disminuir los niveles de azúcar en sangre. Se puede ingerir en un salteado de verduras; al vapor con un poco de aceite, sal y pimienta, o en sopas.

Plano detalle de una col rizada

  • Los huevos: son un alimento muy nutritivo, rico en proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. Algunos estudios han demostrado que son óptimos controlando los niveles de azúcar en sangre, por lo que pueden reducir la diabetes.

Primer plano de tres huevos en una huevera

 

  • El ajo: entre sus múltiples beneficios se incluye la reducción de la inflamación, los niveles de azúcar en sangre y la presión arterial.

Plano cenital de un ajo y varios dientes de ajo sobre un fondo blanco liso

Esta lisa de alimentos que pueden comer los diabéticos es tan solo un pequeño resumen, pero son muchos más los aconsejables. Se recomienda visitar a un médico o nutricionista que elabore un menú específico para cada caso.

Alimentos prohibidos para la diabetes

Del mismo modo que existen varios alimentos que ayudan a controlar el índice glucémico en sangre, hay otros alimentos perjudiciales para la diabetes. A continuación, se enumeran algunos de estos alimentos prohibidos para diabéticos que es mejor evitar a toda costa:

  • Los alimentos muy azucarados: como las mermeladas, la miel, las bebidas azucaradas, el helado o los caramelos, entre otros.

Foto de varios tarros de mermeladas dispuestos en fila

  • Las grasas trans: son las grasas artificiales presentes en mantequillas, bollería industrial y alimentos muy procesados. Son también causantes de enfermedades cardíacas.

Plano detalle de un croissant relleno

  • Yogures de sabores: al contrario que los yogures naturales, están repletos de azúcar y carbohidratos. Tanto es así que aproximadamente un 60% de las calorías que contienen provienen del azúcar.

Foto frontal de tres yogures de frutas

  • Cereales edulcorados: la mayoría están muy procesados y contienen muchos carbohidratos y azúcares. Es preferible que las personas diabéticas no los incorporen en su desayuno.

Fotografía de un bol de cereales con leche

  • Los zumos de frutas: aunque por regla general se consideran saludables cuando no son industriales, contiene unos elevados niveles de fructosa, que impulsa la resistencia a la insulina.

Primer plano de un zumo de frutas

  • Las patatas fritas: los alimentos fritos favorecen los procesos inflamatorios y aumentan el riesgo de enfermedad. Además, contienen muchos carbohidratos, por lo que es mejor no consumirlas.

Bol blanco repleto de patatas fritas

Del mismo modo que se mencionó en el punto anterior, el listado de alimentos perjudiciales para una persona con diabetes es más extenso. Recomendamos llevar a cabo una labor de investigación más profunda que incluya una buena valoración médica para decidir qué alimentos son buenos y cuáles son perjudiciales para cada caso particular.

Alimentación para reducir la diabetes tipo 2

Hablamos de diabetes tipo 2 cuando los niveles de glucosa en sangre son muy elevados. Estos valores tan altos se convierten en factores de riesgo que pueden provocar trastornos de los sistemas circulatorio, nervioso e inmunitario. Aunque no existe cura para la diabetes tipo 2, llevar un estilo de vida saludable en el que se incluya el ejercicio físico y una buena alimentación, permiten controlar la enfermedad.

Es importante mantener a raya la ingesta de hidratos de carbono porque estos aumentan los niveles de glucosa en sangre. No obstante, los estudios afirman que no existe una cantidad de hidratos recomendada y que esta dependerá de las características de cada persona y de la actividad física que realice. Por este motivo, las personas que llevan un estilo de vida más activo podrán consumir más pan, arroz y legumbres que aquellas que llevan una vida más sedentaria.

Las grasas y proteínas también deben consumirse de manera controlada, sin sobrepasar las porciones recomendadas, para no provocar desequilibrios en los niveles de glucosa en sangre ni aumentos de peso que deriven en otro tipo de complicaciones.

Infografía con alimentos permitidos, ocasionales y prohibidos para diabéticos

Es importante puntualizar que no es necesario consumir alimentos especiales cuando se padece de diabetes, pues se pueden confeccionar menús adaptados controlando las cantidades ingeridas de cada alimento. Sí se pueden tener en cuenta, no obstante, los nuevos productos que salen al mercado pensados para diabéticos y que contienen menos azúcares e hidratos. Recomendamos revisar siempre el etiquetado y los valores nutricionales de cada producto antes de comprarlo.

En cualquier caso, esta lista de alimentos que pueden comer los diabéticos solo debe servir a modo de orientación, pero las pautas de alimentación siempre deben ser definidas por un profesional de la salud y la nutrición.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.