Volver al blog

¿Cómo tratar las quemaduras solares en los pies?

Contenido

El verano es una época perfecta para disfrutar del sol, la playa y las buenas temperaturas. Sin embargo, también es la época del año en la que más fácilmente podemos sufrir de quemaduras solares, pues los rayos del sol inciden de manera mucho más fuerte y directa. Las quemaduras solares en los pies son más frecuentes de lo que parece y debemos empezar a tenerlas en consideración.

Aunque proteger la piel como es debido es importante a cualquier edad, esto cobra especial relevancia en el caso de las personas mayores, que son más vulnerables a los dañinos efectos del sol.

Por otra parte, si bien es cierto que con el tiempo se ha ido concienciando acerca de la importancia de protegernos con crema solar, parece que los pies siguen siendo los grandes olvidados. Ante esta realidad, la duda que surge es la siguiente: ¿Cómo se deben tratar las quemaduras solares en los pies? La solución, en los siguientes párrafos.

Pies quemados por el sol: ¿Cómo prevenir que esto suceda?

De esta forma, los pies son una zona muy olvidada que muchas veces no protegemos con crema solar como sí hacemos con el resto del cuerpo. Esto es un gran error, ya que justamente los pies son la zona que menos acostumbrada está a la exposición solar, pues excepto en verano, el resto del año suelen permanecer cubiertos por los zapatos.

Foto de unos pies de una persona mayor

La mejor forma de protegerlos es utilizando una buena crema solar con un factor de protección adecuado. Esta debe ser aplicada unos 30 minutos antes de la exposición al sol y debe volver a aplicarse cada dos horas. Es muy importante tener estos consejos en cuenta para evitar las típicas quemaduras de playa, propias de una exposición solar muy prolongada.

Recordemos que también hay que aplicar crema con factor de protección en la planta de los pies, pues cuando nos tumbamos boca abajo estas quedan expuestas al sol y son susceptibles de sufrir abrasiones. Una quemadura en la planta del pie es especialmente dolorosa por hallarse en una zona que se encuentra en constante contacto con las superficies al caminar.

¿Cómo curar las quemaduras del sol en los pies en las personas mayores?

La quemadura se inicia a las 4 – 6 horas de exposición solar, llega a su punto máximo a las 12 – 24 horas y disminuye pasadas 72 horas. La intensidad dependerá de varios factores, tales como el tiempo de exposición al sol, el tipo de piel, el grado de pigmentación, etc.

Curar la piel quemada por el sol es muy importante para evitar que el problema se agrave. Debemos saber que la piel tiene memoria y con cada quemadura se produce un daño en el ADN de la célula afectada. La célula tiene la capacidad de revertir este daño pero si se produce de manera continua podría perder este poder reparador y desembocar en daños más graves, como es el caso del cáncer de piel.

 

Infografía con 4 tips para curar las quemaduras en los pies

Las recomendaciones que se pueden dar para aprender a tratar las quemaduras solares en los pies de las personas mayores son las siguientes:

  • Hidratar intensamente la piel: con cremas muy humectantes. El gel de aloe vera resulta muy beneficioso porque contiene enzimas capaces de reducir la inflamación y el enrojecimiento de la piel. No obstante, debe valorarse si la persona presenta algún tipo de alergia a esta planta. También son útiles las pomadas con hidrocortisona, urea o centella asiática.

 

  • Aplicar frío en la zona: sumergiendo la piel en agua fresca, por ejemplo. No debe aplicarse nunca el hielo directamente sobre la zona afectada porque podría agravar aún más la situación.

 

  • Alejar la piel de elementos que la puedan contaminar: tales como la arena, si nos encontramos en la playa. Cuando la piel está muy sensible e incluso presenta ampollas o heridas abiertas, es importante no dejar que entre en contacto con elementos que la puedan infectar.

 

  • No explotar las ampollas: para evitar infecciones. Las ampollas son una reacción natural de nuestro cuerpo y sirven de protección.

 

  • Acudir al médico: en caso de que las quemaduras sean graves (con ampollas e hinchazón), el dolor aumente o no disminuya con el paso del tiempo o la zona se infecte. También debemos prestar atención a otros síntomas como los signos de insolación (fiebre, dolor de cabeza, mareo, aturdimiento, náuseas, vómitos, etc.).

¿Cómo calmar la piel quemada por el sol?

Así, es muy importante hidratar profundamente la piel por medio de pomadas untuosas y con efecto calmante. Un remedio casero que puede resultar muy útil para calmar la piel  es aplicar compresas de vinagre rebajado en agua, ya que el vinagre tiene un potente efecto antibiótico.

Aplicar té verde en la zona también ayuda a reducir el daño celular. Las compresas de manzanilla, por otra parte, tienen un efecto calmante y antibacteriano. Otro remedio casero que ayuda a calmar la piel consiste en aplicar leche, pues esta favorece la renovación de las células.

Los expertos desaconsejan totalmente la aplicación de barro o pasta de dientes, pues al secarse resecan todavía más la zona, cuando es precisamente hidratación lo que se necesita.

Se desaconseja también tomar el sol en los días posteriores, ya que que la piel puede irritarse y dañarse todavía más. Al salir a la calle, es muy importante proteger muy bien la zona con crema solar.

Para curar una ampolla por quemadura de sol no debemos tratar de pincharla para extraer el líquido que contiene. Debemos aplicar por encima una capa de pomada con mucho cuidado para no romperla y luego proteger la zona con una gasa antiadherente para evitar roces.

¿Cómo evitar cicatrices por quemaduras solares en los pies?

Las quemaduras solares pueden dejar cicatrices cuando son graves. Estas marcas de quemaduras pueden resultar antiestéticas y resultar molestas a la vista para quienes las tienen, aunque se hallen en los pies. Una buena recomendación que se puede hacer es evitar la luz directa y la exposición al sol de la cicatriz.

Imagen de un frasco de aceite esencial sobre un lecho de pétalos de rosa

A continuación se comparten algunos trucos para reducir las marcas provocadas por quemaduras leves en los pies:

  • Aplica aceite de almendras: además de muy hidratante, tiene propiedades que reducen e incluso pueden llegar a eliminar las típicas cicatrices blancas de quemaduras.

 

  • Conoce los beneficios del aceite de rosa mosqueta: su aplicación debe iniciarse en el proceso final de cicatrización. Las propiedades de la rosa mosqueta son muy conocidas en el ámbito cosmético, ya que ayuda a hidratar la piel y mejorar su elasticidad, reducir la aparición de arrugas, reparar daños solares y acelerar la cicatrización.

 

  • Sigue aplicándote aloe vera: aunque la quemadura ya esté curada. Su poder regenerativo puede ayudarte a eliminar las marcas que hayan quedado.

 

  • Contempla la posibilidad de realizarte un peeling químico: si las marcas son muy vistosas y no se han reducido lo suficiente probando los métodos anteriores.

En casos de cicatrices más graves, podría ser necesario recurrir a terapia de láser con luz pulsada.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.